boton_volver_1

SI NO HAY ALCANCE ORGÁNICO, ¿PARA QUÉ ME SIRVE FACEBOOK?

Hace 1 año, el alcance orgánico en Facebook se situó entorno al 6%. En los perfiles grandes, con más de medio millón de seguidores, era incluso más bajo llegando al 2%. Y según Facebook, en el 2015 se posicionará en cero. En este escenario, ¿qué pueden hacer las marcas para rentabilizar la inversión en este canal?.

En primer lugar hay que dejar claro lo que es el alcance orgánico para Facebook. Ellos lo definen como el número de usuarios únicos que han visto tus publicaciones en la sección de noticias o de la página. Es decir, cualquier persona que ha visto tu contenido publicado de forma gratuita, sin pago alguno. En el estudio realizado por Social@Ogilvy, se analizaron más de 100 páginas de Facebook de marcas de todo el mundo, con un total de 48 millones de seguidores y obtuvieron importantes conclusiones. Saquemos nosotros las nuestras.

Hasta hace bien poco, con un pequeño presupuesto y una estrategia bien concebida a medio plazo, se podía crear una comunidad y conectar con tu público objetivo. Para muestra un botón. En nuestro último proyecto, realizamos una campaña en Facebook que contó con un presupuesto de 200€ para 2 semanas. En ese tiempo y con ese dinero, se logró un alcance de 28.850 personas y 775 nuevos “Me gusta”. La marca de nuestro cliente logró 42.800 impresiones. Cada persona a la que llegó el mensaje publicitario, lo vio de media 1,5 veces. Cada nuevo lead obtenido con el perfil socio-demográfico buscado por nuestro cliente, le costó 0,25 €. Creemos que es un gran resultado para tan exiguo presupuesto.

Antes, a través de la publicación de contenido propio que aportara valor, se podía impulsar gratuitamente el crecimiento de las comunidades a través de la actividad de tus propios seguidores conseguidos (pagados u orgánicos). El boca a boca a coste cero genera tasas de retorno muy interesantes. Lo que ha cambiado para ya, es que si deseamos llegar a los miembros de “nuestra comunidad” se necesitará pagar.

Los canales sociales son esenciales si deseamos conocer qué se dice de nuestra marca, productos y servicios. Además, nos sirven para evaluar la opinión del cliente potencial sobre la competencia. En definitiva, es una canal de escucha tanto de nuestra empresa como del sector o de cualquier otro mensaje susceptible de ser procesado.

Además es un magnífico canal de comunicación. Se establecen conversaciones con el público interesado en nuestra empresa. Es un canal bidireccional, que busca la interacción y la conversación continua. Tanto la escucha como la comunicación es venta. Cuando entablamos diálogo con nuestro target estamos preparando el camino de la venta. Además, seguirá siendo un excelente canal de servicio al cliente, donde se deberá responder a todas las consultas, reclamaciones, quejas o paliar las faltas de atención al cliente que se puedan dar en otros medios.

Por tanto, la esencia es la misma. Lo único que cambia es el celo que deberán poner las marcas en qué publican, cómo y cuándo. Ya sabemos, si hay que pagar y tengo un presupuesto ajustado, las marcas se cuidarán de hacerlo mejor y más interesante para el cliente. Que lo que se publique, les guste de verdad y deseen compartirlo.

Y lo más importante, hay que analizar las necesidades reales del público objetivo e identificar qué canal o canales sociales nos pueden ayudar mejor en nuestra estrategia de marketing.

Fuente: Social@Ogilvy

Tags:
boton_volver_1